Histórica ola de calor en la Antártica

Histórica ola de calor en la Antártica alcanza temperaturas sobre los 18° C

 

Jueves 6 de febrero de 2020, los termómetros emplazados en la base Antártica Argentina, “Esperanza”, marcaban 18.3° C, lo que daría comienzo a una ola de calor sin precedentes. La tempe­ratura en el continente blanco aumentó progresivamente, llegando a unos sorprendentes 20° C en las inmediaciones de Isla Seymur el domingo 9 de febrero. Si bien este fue el peak de temperatura, la ola de calor se sostuvo hasta al menos el 13 de febrero, marcando la temporada más calurosa en el terri­torio Antártico desde el año 2015 y otorgando el triste récord de ser la década más calurosa de la historia.

Para una zona del planeta donde la temperatura promedio varía entre los 3 a 4° C para esta época, estos datos son alarmantes: “En todos los parámetros ecológicos evaluados, en el ambiente marino y terrestre hay evidencias bastantes notorias de que algo está cambiando”, detalla Mauricio Leppe, di­rector del Instituto Antártico Chileno (INACH) e investigador que lleva recorriendo estos parajes por más de 20 años.

Este fenómeno, sumado a la ausencia de nevazones desde la Navidad anunciada por los científicos emplazados en la base científica Profesor Julio Escudero de la isla Rey Jorge, produce un acelerado derretimiento de los hielos polares, lo que conlleva a una serie de alteraciones en los ecosistemas.

  Impacto

“El cambio climático ha incrementado la disponibilidad de áreas susceptibles de ser coloni­zadas por las plantas, como resultado de la reducción de la cobertura de hielo y nieve y la recesión de los glaciares a lo largo de la Península Antártica”, explican los expertos del INACH. Mientras tanto, en las aguas ahora hasta 3° C más cálidas, afloran nuevas bacterias exóticas del lugar, a la vez que otras especies se ven en la obligación de desplazarse a zonas más frías o profundas del océano, alte­rando los frágiles ecosistemas marinos.

Para el instituto la problemática es clara: todos los pronósticos muestran una tendencia al aumento de las temperaturas en todas las zonas polares, pero el incremento ha sido más acelerado y cada vez en intervalos más cortos en la Antártica. Y así lo permiten visualizar las impactantes imágenes tomadas por el satélite Landsat 8, que muestran el súbito derretimiento de los hielos ocurrido en Isla Águila, territorio perteneciente a la Península Antártica Chilena (ver imagen anexa).

Al respecto, el glaciólogo del Nichols College, Mauri Pelto, advierte que 30 mm del hielo se derritieron durante esta ola de calor, lo que corresponde a cerca de 20% del hielo estacional acumulado en esta zona. La Antártica es el encargado de ajustar las temperaturas mundiales dada su acción frigorífica de los vien­tos y mares, pero los consecutivos aumentos de temperatura ponen a prueba su capacidad aclimata­dora, sobre todo en Chile, la nación más cerca a ella, detalla Leppe a El Mostrador.

La becaria de investigación de la Universidad Nueva Gales del sur, Zoe Thomas, hace hinca­pié a CNN en la urgencia del fenómeno: “Es muy fácil derretir las capas de hielo, pero formarlas otra vez toma miles de miles de años. Así que lo que vemos en la capa de hielo de la Antártida occidental, es que este inicio de derretimiento, una vez que llegue a cierto umbral, seguirá a pesar de nuestros esfuerzos por detenerlo”, sentencia.

Aumento en el nivel del mar

 

El progresivo derretimiento de los glaciares en la Antártica conlleva a un constante aumento del nivel del mar, evidenciado actualmente en las inundaciones ocurridas en Vene­cia o Miami este año, pero la situación, si no hacemos algo al respecto, podría empeorar aún más. Según un estudio publicado a principios de Marzo en la revista Nature Climate Change, a finales de siglo podríamos perder el 50% de las playas arenosas del mundo, siendo Chile, México y Argentina uno de los países más afectados. Sin embargo, “limitar nuestras emisio­nes de gases de efecto invernadero podría prevenir un 40% de la pérdida de la línea de costa”, comentan los autores.

¿Quieres donar para apoyar la difusión independiente? Escríbenos a comunicaciones@biosferamia.cl y cuéntanos que tienes en mente.

 

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.