La Historia de los Huertos Urbanos

Esta fue nuestra primera publicación! <3 Mucho antes de convertirnos en Fundación, el 04/02/2018 🙂

Un poco de historia:
Los pueblos en crisis inventan, se reinventan o perecen, y la génesis de los huertos urbanos es el ejemplo más ilustrativo de esta afirmación. Lo que hoy es una tendencia a nivel global incluso con un toque hipster, tuvo sus inicios durante los períodos difíciles de las dos guerras mundiales, cuando las hambrunas producidas por la escasez por limitaciones en el intercambio comercial, forzaron el cultivo de verduras y hortalizas en espacios dentro de las grandes ciudades. Azoteas, jardines, parques y hasta campos de fútbol fueron aprovechados para este fin y como una expresión patriótica fueron denominados jardines de la victoria, llegando a suplir hasta un 40% del consumo de alimentos durante la II Guerra Mundial.

En la década de los 60, con el nacimiento del movimiento hippie que revolucionó el mundo cultural de la época con consignas pacifistas, antiestatus y ecologistas, renace la afición por los cultivos caseros de productos agrícolas no intervenidos genéticamente, sin aditivos, en un entorno ecológico completamente natural. Esta filosofía no solamente ha prevalecido sino que se ha extendido y popularizado.

Y no podría haber sido de otra manera, pues para hacer un huerto, solo se necesita un balcón o azotea con bastante luz, macetas distribuidas verticalmente para ganar más espacio, tierra con sustratos orgánicos y semillas que deben ser germinadas en pequeños recipientes antes de ser trasplantadas. Para dosificar el agua de riego, nunca faltan los dispositivos que cada quien diseña para automatizar esta función y poder disfrutar unas merecidas vacaciones fuera de casa, incluyendo botellas recicladas de refresco o agua.
Hoy en día es cada vez más necesario, a propósito de las crisis hídricas y las alzas en el sector agrícola, el manejar los principios básicos de un Huerto Personal, Comunitario/Escolar.
Para eso se creó @huertocontigo , para fomentar en comunidad estas prácticas sustentables.

Gracias por leernos.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.